Prefacio

En primer lugar, me gustaría decir lo siguiente a los lectores de este libro ilustrado. Cada escena representa una fecha en la que Dios me reveló Sus visiones espirituales. Cuando Dios reveló estas escenas espirituales, mencionó: “Aunque digas a la gente lo que has visto, nadie te va a creer. Sin embargo, cuando llegue el momento, mucha gente va a creer las visiones que te he revelado y las historias que te he dicho. Hasta entonces, guarda silencio”. Por lo tanto, siempre me tenido curiosidad cuándo llegaría ese momento.

Mientras tanto, Dios me mandó a construir el Algoksungjeon (Iglesia para producir granos espirituales), y ahora que el Complejo Algoksungjeon está a punto de concluir, decidí que era el momento de revelar estas escenas espirituales al mundo. Como me preparé y puse juntas las escenas para ser expuestas en el Centro Cultural, decidí publicar este libro ilustrativo para que el mundo conozca las obras de Dios.

Quiero que los lectores entiendan que todo contenido en este libro describe exactamente lo que he visto y oído en la visión, nada ha agregado o quitado de la verdad. Sinceramente, creo que Dios y Jesús tocarán las almas de los que leen este libro.

También quiero que los lectores sepan que, a medida que va viendo este libro, si usted siente un calor ardiente que viene dentro de sí mismo o un sabor dulce y fresco que llena su garganta, o si se siente como si cayera una llovizna sobre su cabeza o le rodeara una brisa fresca, entonces sabrá que el Espíritu Santo está dando fe de la verdad y validez de las escenas que está viendo.

Diciembre de 2013
Lee Young-soo