Palabras de bendición (mayo de 1990)

Jehová diciendo al autor: Tus seguidores van a entrar a mi mundo a través de este templo. Dios me mostró una visión después de un largo intervalo. Yo estaba en el camino bordeado de árboles de alerce en frente del Algoksungjeon, envuelto en la niebla. La puerta del cielo se abrió sobre mí y la luz con colores del arco iris brilló en forma de olas, alcanzando el patio frente del Algoksungjeon. El trono de Jehová apareció en la puerta abierta y Dios me dijo:

“Súbete”.

Subí a la luz brillante y miré hacia el trono de Dios. Era el mismo trono que había visto en el cielo. Entonces Jehová me dijo:

“Tus seguidores entrarán en mi mundo a través de este templo”.

En octubre de 1972, antes de comenzar Santa Iglesia Edén, Jehová se enfureció por el colapso de la labor realizada por el servidor anterior (el Primer Olivo) y reprochó a sus seguidores. Jehová dijo: “Estas personas son más tercas que los seguidores de Moisés”. Pero después de 18 años, Jehová dejó a un lado su ira y nos dio las palabras de bendición. Algoksungjeon, como se dice, es sin duda un lugar para cultivar sus granos, es decir los soldados del cielo, y dedicarlos a Dios (Véase Apocalipsis 14:15-16). Esta es la manera en que podemos ir a Dios, a través de Algoksungjeon. Los rayos de la luz brilló a través de la niebla que eran sumamente hermosos. Después de ver esta visión, tomé un paseo por la mañana. Cuando llegué al lugar enfrente del Algoksungjeon, me conmoví profundamente y le di gracias a Dios por sus palabras de bendición a través de mi visión.