Palabras de Jehová que me han dado

Primera vez que escuché la voz de Jehová fue en 1958, cuando tenía 16 años. Sin embargo, fue 4 años más tarde en 1962, cuando me di cuenta de que era la voz de Jehová. Tenía 28 años cuando conocí directamente a Jesús y oí la voz en persona. La voz de Jehová es un poco más profundo, y más grande que Jesús. Por otro lado, la voz de Jesús es un poco más ligero, y tiene la sensación más suave que el de Jehová.

29 de octubre de 1958. La primera voz de Jehová que escuché

En 1958, cuando tenía 16 años, empecé a asistir a Jeondogwan en Gimcheon, Gyeongsangbuk-do. En octubre de ese año, me mudé a Jeonnong-dong en Dongdaemun- gu, Seúl. Varios días después de la mudanza, mi padre falleció (28 de octubre de 1958). Al día siguiente yo estaba en camino a la casa de mi tía para darle la noticia de mi padre y pensé: “Ahora me he convertido en un niño sin padre”. Entonces, oí una voz desde el cielo. “¿Dónde está buscando a tu padre? Tu padre está en el Cielo”. Cuando levanté la vista, sólo vi los cirros que pasaban. Me enteré de que había sido la voz de Dios en 1962, cuando él me habló de nuevo.

Mediados de abril del 1962. Llámame Padre.

En junio de 1960, empecé a trabajar en Daeil Lumber Company (empresa maderera) en Yongdu-dong, Seúl. Sin embargo, sólo dos años después, la empresa cerró debido a la planificación urbana y de esta manera perdí mi trabajo. Mientras buscaba un nuevo trabajo, tuve un sueño de que el servidor anterior me pidió ser predicador. Así que empecé a estudiar la Biblia en el programa de la formación de predicadores en el Pueblo de Fé (Shinangchon), Jeondogwan situada en Beombak- dong, Sosa-gu, Bucheon-ciudad, Gyeonggi-do. Un día volví a casa después del culto de la mañana y el estudio de la Biblia y me dormí un rato. Entonces, Dios me dijo: “De ahora en adelante, cuando me busques, no me llames Dios sino Padre. Si me llamas así, yo te responderé ‘Aquí estoy’”. Esta fue la misma voz que escuché cuando tenía 16 años. Después de ser un servidor del Señor, aprendí que Dios prometió a heredar el agua de la vida al Vencedor para que pudiera darle a los seguidores sin custo. También aprendí que Jehová prometió ser Dios del Vencedor y tratarlo como su hijo (Apocalipsis 21:6-7).

Agosto de 1970. Espacios blancos en la Biblia

En una visión, Dios me mandó a abrir la Biblia, pero esa Biblia parecía tres a cuatro veces más grande que la Biblia que sabemos. Dios me dijo: “Abre el Libro de Génesis”, así que abrí la Biblia. Èl dijo: “Revísalo bien”. Estaba escrito en coreano y había pasajes en blanco extendido por todo. Dios dijo: “Mira a los espacios vacíos. Los espacios vacíos son las historias escondidas”. Cuando miré en los espacios en blanco, las escenas pasaron ante mí como una película. Eran las escenas que Dios había ocultado para que los diablos no las vieran. Desde entonces, cada vez que me entraba alguna curiosidad acerca de la obra de Dios, Señor me mostró las escenas correspondientes para que yo entendiera bien y me diera cuenta de su importancia.

Octubre de 1972. Más tercas que las personas de la época de Moisés

Jehová abrió la puerta del cielo y habló de las obras del servidor anterior. “Voy a acabar con esta nación. Estas personas son más tercas que las que me reprochaban en el desierto, allá en los tiempos de Moisés”. Voz furiosa de Dios vino desde arriba y la tierra tembló. Sentí que mi cara se volvió pálida con gran temor. Después de tranquilizarme, le dije: “Jehová, mi Dios todopoderoso, incluso durante la época de Moisés, usted fue generoso y no acabó cuando escuchó a Moisés pidiendo su misericordia. No estoy seguro de la razón por qué está tan enojado con los seguidores del servidor anterior, pero sé que usted tenía un propósito cuando estableció dos Olivos. ¿No sería más apropiado para que usted deje de lado su ira y me diera otra oportunidad?” Jehová no me respondió y la luz comenzó a desaparecer lentamente a medida que la puerta del Cielo se cerraba.

18 de marzo de 1973. Orden de regresar al trabajo

En una visión, Dios me mostró las flores de los árboles de acacia y me dijo que regresara a mi puesto de predicador y me preparara para llevar a cabo mi misión cuando las flores de acacia comenzaran a florear. Al oír esas palabras, yo me di cuenta que la relación entre el servidor anterior y yo no podría ser muy buena como la de Moisés y Josué, donde la transición fue suave, sino hostil como la de Saúl y David, donde la realción era hostil y turbulento. Me puse muy preocupado y por la misma razón no pude contestar inmediatamente.

20 de marzo de 1973. Instando la reincorporación

Dos días después de que Dios me dijo que me preparara para ser su servidor, Dios menciónó una vez más e dijo: “Debes darte prisa. La situación de Jeondogwan es urgente”. Yo tenía un montón de cosas que atender, así que le pedí darme seis meses para que yo pudiera arreglármelas.

Junio de 1973. Armas nucleares

En una visión, Jehová me habló de las armas nucleares. Contenidos principales fueron que los humanos crearon las armas nucleares y están orgullosos de su logro. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo, las armas nucleares serán difíciles de manejar y habrá un día en que los hombres se van a lamentar por tales armas si nunca habían creado”.

2 de octubre de 1973. Hazlo separado

En 16 de septiembre, volví a trabajar en Jeondogwan, pero a medida que se expandía el rumor de que yo era el Segundo Olivo, el servidor anterior me despidió. Poco después, en una visión de la mañana, recibí las instrucciones sobre mi trabajo en el futuro. Dios me mostró en cuatro visiones diferentes. En primer lugar, el púlpito de Jeondogwan fue ocupado por gente despreciable con arrogancia que era vergonzoso a los ojos de Dios. Segundo, mientras que los creyentes adoraban a la iglesia, no echaron fuera cuando un perro pastor alemán entró en el lugar de culto. El problema fue que los creyentes, en vez de expulsarlo, andaban juntos en la iglesia haciendo la iglesia sucia. Tercero, en vez de estar lleno del rocío y la fragancia (Agua viva de la sangre de Jesús, consulte Isaías 26:19 y Oseas 14:5-6), estaba lleno de insectos y polillas atraídas por la luz fluorescente. Cuarto lugar, tenía que ver con el servidor anterior. Al oír el rumor de que me consideraban como el Segundo Olivo debido a mi sermón en Jeondogwan en Hongje-dong, se enfureció diciendo que el problema no fue resuelto adecuadamente antes, pero fue reportado hasta a él mismo. Él ya había perdido toda su grandeza espiritual y ahora no era más que un ser humano físico ordinario. Después de eso, Dios me mostró personas de Jeondogwan se reunieron alrededor de mí para participar en la adoración. Entonces, me dio una palabra para encontrar un lugar al este de Dongdaemum para iniciar una nueva iglesia.

Noviembre de 1973. El Reparador

Antes de comenzar la Santa Iglesia Edén, Dios me dijo: “Si restauras la obra fallida del servidor anterior, te llamarán el Reparador de fracaso”. Luego, Dios me dijo: “Si eso sucede, te recompensaré también por lo que el servidor anterior hizo bien, considerándolo como tu logro”.

Noviembre de 1973. Ignorado por los miembros de la iglesia

Empecé Santa Iglesia Edén en 17 de noviembre de 1973. Un día, yo predicaba la palabra de Dios con pasión y regresé a casa. Esa noche, Dios me mostró una escena que pocas personas se reunieron para el culto. Entonces, Dios me dijo: “Miren a la gente. Tus seguidores están ignorando y no están escuchando tu sermón”. Cuando observé en la visión, ellos se volteaban a ver otros lugares. Jehová estaba informando que los seguidores no tenían fe en mí.

Diciembre de 1973. El agua viva diez veces más poderoso

En una visión, Dios me dijo: “La fuerza y eficacia del agua viva durante tu tiempo será diez veces más fuerte que los tiempos del servidor anterior”.

15 de marzo de 1974. Profecía de Zacarías

En una visión, Jehová dijo: “Lo que le dije a mi joven siervo Zacarías hace 2.500 años, se realizará en tu época”. Me di cuenta por primera vez que Zacarías se convirtió siervo de Dios cuando él era tan joven como yo.

Abril de 1974. El púlpito en el que te encuentras es santo

En una visión, Dios me mostró varias iglesias grandes tanto de Corea y de otros países en ese momento. Después me encontré en el interior de la iglesia Cheongryang- ri cuyo techo se abrió y una luz radiante del cielo penetró por la apertura del techo. Dios me dijo: “El púlpito en que tú estás es santo. Esto es porque mi providencia está contigo”.

1974. Deben ser completos para entrar

Dios dijo: “A menos que tus seguidores se hacen completos, nadie podrá entrar en mi mundo y no te consideres dejar de entrar”.

1974. Grabado dentro de mi cerebro

Durante una visión, Dios dijo que él había modificado mi cerebro y me reveló cómo era mi cerebro modificado en una visión. Había un pequeño pieza que fue similar a la parte de radio dentro de mi cerebro. Dios me dijo que 7.800 cosas fueron grabadas dentro. “Como modifiqué tu cerebro, serás diferente a los demás. Una vez que reconozcan sobre todo los conocimientos relacionados con el cielo, te recordarás por el resto de su vida, tal como sucedió ayer”.

1974. El jardín bien regado

Dios dijo: “Cuando tus seguidores se unan contigo en verdad, tu trabajo va a prosperar como un frondoso jardín bien regado”.

Julio de 1975. El Milenio

Durante mi sermón sobre el Libro del Apocalipsis, hablé acerca del Milenio y de repente se me hizo pensar: “¡Qué agotador sería esperar mil años?” Esa noche, Dios me dijo: “Mil años pueden parecer mucho tiempo en la Tierra, pero en el mundo espiritual es sólo un breve momento”.

1975. Compensación

Dios prometió: “Aquellos que han sufrido bajo el Primer Olivo y si se unen contigo para tu trabajo, voy a compensar todo, incluyendo sus esfuerzos del servidor anterior”.

1975. Soledad

Dios me mostró cómo la obra de Dios va a progresar en el futuro y dijo: “A medida que te envejeces y muchos más creyentes comienzan a seguirte, tú estarás en la situación más solitaria”. A pesar de estar en una visión, pensé por qué me sentiría solo con más seguidores. Sin embargo, según pasaba el tiempo y el número de seguidore aumentaron, podía experimentar plenamente la soledad como líder. Sin poder consultar con nadie sobre la última obra de Dios.

18 de octubre de 1977. Amor de madre

En una visión, Dios me enseñó el verdadero amor de un pastor. Un niño perdido lloraba buscando a su madre que estaba muy lejos. Confundió a una mujer cerca de él con su madre, pero dándose cuenta de que ella no era su madre. Luego, buscó desesperadamente a su madre llorando. Por fin, él la encontró y estaba de vuelta en sus abrazos amorosos. Yo estaba observando los ojos cálidos y cariñosos de la verdadera madre y la actitud indiferente de la otra mujer. Entonces, oí la voz de Dios. “No hay nada más valioso que la dedicación y el sacrificio”. Dios me demostró que yo tenía que dedicarme y sacrificarme para mis seguidores de la misma manera que una madre buscaba a su hijo perdido. También me hizo darme cuenta que durante el tiempo del servicio, uno nunca debe resentir a otros por su falta de cooperación. Además, aprendí que si uno se vuelve indiferente incluso la parte más pequeña de la iglesia de Dios, que hará Dios para convertirse disgustado. En la siguiente visión, vi a una mujer rezando en una iglesia de Seúl. Después de terminar sus oraciones, ella empezó a limpiar el piso y las ventanas de la iglesia. Mientras yo estaba viéndola, Jehová dijo: “Mira esto. Voy a recordar cada uno de sus servicios, incluso la limpieza de polvo en mi iglesia, y recompensarlos por sus esfuerzos”.

1977. Culto memorial

Jehová me explicó sobre la importancia de los cultos en memoria de difuntos. Aprendí que, si aquellos que se habían dado cuenta de la verdad a través de mis sermones y hacían un servicio de culto en memoria de los que habían muerto sin saber su Providencia, Dios aceptaría el ofrecimiento y beneficiaría a esos difuntos durante el juicio final.

Abril de 1980. Visiones del Algoksungjeon

Esta visión sucedió durante mi encarcelamiento injusto. Un día, escuché la voz de Jehová, diciendo: “Crea mi templo en un lugar tranquilo a una hora de distancia de Seúl para traerme gloria”. El nuevo templo tenía cortinas en frente del púlpito, que sólo se abrían durante los servicios de culto y permanecían cerradas en otros momentos. Además, los asientos de los coros fueron dispuestos en forma de ‘V’ para que los miembros pudieran sentarse en ambos lados.

Octubre de 1982. Construcción de iglesias en las provincias

Cuando estábamos construyendo una iglesia en Incheon, Dios me mandó en una visión construir rápidamente otras iglesias de las provincias de la misma manera que la iglesia de Incheon. Por otra parte, Dios ordenó a utilizar sólo con las ma nos de los seguidores para construir las iglesias en el futuro.

Septiembre de 1983. Construcción del edificio anexo de Seúl

En el momento cuando traté de construir un edificio anexo a la Iglesia de Seúl, estaba preocupado por causar cargas financieras a los miembros de la iglesia y era incapaz de hablar de la oferta. Sin embargo, Dios me dijo en mi visión que no me preocupara. “80% de tus seguidores ya entienden tus enseñanzas sobre mi Providencia y llevará a cabo tus peticiones. Aunque comiences la construcción, su fe no vacilará, así que no te preocupes y continúas”.

Diciembre de 1987. Haré que seas noble

Después de la finalización del Algoksungjeon, Jehová dijo: “Has trabajado muy duro para construir mi templo a pesar de circunstancias difíciles. A partir de ahora, voy a hacerte alta y noble a los ojos de mucha gente”. Yo le respondí: “Estoy satisfecho de cómo estoy. Muchos de mis seguidores trabajaron muy duro con el servidor anterior y están trabajando muy duro conmigo ahora también. Por favor, les recompense ellos por todo lo que han hecho”.